AventiaNews Enero 2013
18/10/2010 | 17:00
Laura González-Molero, Presidenta de Merck
La innovación es un impulso necesario para cualquier empresa, independientemente de su tamaño, para alcanzar sus objetivos de negocio
Laura_Gonzalez_MoleroLas principales tendencias en la industria farmacéutica apuntan a una mayor especialización en la producción, el incremento en las fusiones entre compañías, el foco en la I+D+i, así como el control en los estándares de calidad y los gastos comerciales y de marketing. En este marco, en varias ocasiones usted ha declarado que Merck “no busca ser la compañía más grande, sino ser la mejor” ¿Cómo espera Merck superar estos retos y alcanzar esta posición?

En Merck sabemos adaptarnos a las necesidades cambiantes de nuestros clientes, como demuestra nuestra presencia de más de 340 años en el mercado. Estamos abiertos a nuevas formas de hacer las cosas siempre con un foco: mantener nuestra competitividad para satisfacer las demandas de nuestros clientes.

La actual coyuntura económica y social que vivimos tendrá importantes consecuencias sobre las organizaciones, si bien no todas se verán afectadas de la misma manera. En mi opinión, sólo las compañías que han sabido optimizar sus recursos y tomar las decisiones adecuadas en épocas de bonanza, como es nuestro caso, se encuentran en un punto de partida adecuado. El resto tendrá serias dificultades para sobrevivir e incluso algunas desaparecerán.

De esta manera, se producirá una reordenación de los sectores, en la que sólo las mejores compañías, con capacidad, flexibilidad y rapidez de respuesta a las nuevas demandas del mercado y a las condiciones macro-económicas saldrán reforzadas.


Asimismo, una de las palancas que determinarán las estrategias a futuro dentro de la industria es la implantación de posibles modelos de copago en el gasto farmacéutico. ¿En qué puede afectar este cambio al actual modelo de negocio de Merck?

La sostenibilidad del sistema sanitario es una prioridad para todos los ‘actores’ del mismo, y en este sentido, soy de la opinión de analizar todas las opciones y seleccionar las más adecuadas.

La venta de Merck Genéricos a Mylan representó un punto de inflexión en la decisión estratégica de no enfocar la actividad de Merck en el mercado de genéricos. En un momento de reducción generalizada de márgenes en el sector y vencimiento de patentes, ¿cómo se conjuga la necesidad de obtener resultados a corto/medio plazo con el desarrollo de productos diferenciados e innovadores?

Tras un replanteamiento estratégico se consideró que la división de genéricos no resultaba estratégica para Merck y por eso tomamos la decisión de venderla, transcurrido el tiempo se ha mostrado como una decisión acertada.

La decisión de centrar nuestra actividad en productos innovadores es muestra de nuestro compromiso con la investigación, el desarrollo y la innovación. En este sentido, considero que la innovación es un impulso necesario para cualquier empresa, independientemente de su tamaño, para alcanzar sus objetivos de negocio.


Durante los últimos años, Merck ha mantenido su posición de liderazgo en la industria farmacéutica y química gracias a su constante esfuerzo e inversión en investigación y desarrollo. ¿Qué papel representa España dentro del mapa de actividad investigadora?

La I+D es uno de los pilares de la industria farmacéutica y Merck está absolutamente comprometido con ella. En 2009, el Grupo Merck invirtió 1.300 millones de euros en I+D, aproximadamente el 20% de los ingresos totales.

Gran parte de nuestra inversión en I+D se centra en el sector de la actividad farmacéutica, principalmente en biotecnología, en las áreas de oncología, enfermedades neurodegenerativas, autoinmunes e inflamatorias, salud reproductiva y endocrinología.

La investigación en el sector químico es también una de nuestras principales actividades, principalmente en nuevas tecnologías como los OLEDs (diodos orgánicos emisores de luz) o sustancias químicas para fuentes luminosas que aprovechan la energía de forma eficiente.

Merck en España tiene una actividad investigadora reseñable, a través de diversas líneas de trabajo, como el Grupo de Clinical Monitoring, responsable de la implementación y coordinación de la participación de los centros españoles en los estudios internacionales.

En los últimos 5 años, este grupo ha puesto en marcha alrededor de 20 ensayos clínicos para el registro y posterior comercialización de nuevos fármacos, en los que se han involucrado más de 150 centros hospitalarios.


A pesar de contar con una capacidad integrada de I+D propia, Merck apuesta por la innovación abierta a través del establecimiento de alianzas con empresas y centros académicos. ¿Qué papel juegan estas relaciones en el desarrollo tecnológico de Merck? A futuro, ¿piensa seguir apostando por esta línea de colaboración con terceros?

En Merck siempre estamos abiertos a estudiar nuevas posibilidades de colaboración que nos enriquezcan y logren aportar valor a nuestra actividad. Nuestro negocio, farmacéutico y químico, es diversificado y especializado, lo que nos hace estar atento a nuevas oportunidades en los diversos sectores con los que podemos interactuar.

Nuestro modelo de investigación es mixto, por lo que contamos con colaboradores externos. De hecho, contamos con la creación de Merck Serono Venture, un fondo de capital riesgo estratégico destinado a la inversión en compañías biotecnológicas emergentes, cuyo compromiso inicial de invertir hasta 40 millones de euros en los próximos cinco años.


Hasta ahora, las tecnologías de la información han tenido una adopción más lenta en la industria farmacéutica que en otros sectores. Sin embargo, el nuevo paradigma electrónico del modelo sanitario/salud está haciendo necesaria una mayor relación entre los distintos actores de la industria. ¿en qué medida este escenario implicará una aceleración en el grado de implantación de las tecnologías de información?

Adaptar nuestro modelo de negocio a las necesidades de los actores con los que interactuamos es una de nuestras premisas. En este sentido, la implantación de las tecnologías de la información, para mejorar nuestro servicio, es una de nuestras líneas de actuación y sobre las que nos debemos apoyar para seguir aumentando nuestra competitividad.

Una empresa como Merck, comprometida con el desarrollo de nuevos productos, necesita un constante esfuerzo de investigación ¿en qué medida contribuye la tecnología al proceso de I+D+i? En este sentido, ¿cómo está contribuyendo la fusión con Serono en el desarrollo tecnológico de Merck?


Somos una compañía que apuesta por la I+D para el desarrollo tanto de nuestro productos como de nuestros procesos, por eso somos punteros en el ámbito tecnológico. A través de un modelo de investigación mixto.

En cuanto al proceso de fusión, hemos logrado formar una compañía doblemente fortalecida, puesto que se trataba de empresas complementarias tanto en lo referente a la cartera de productos como a los procesos tecnológicos.

En su opinión ¿qué palancas considera necesarias para lograr consolidar la innovación como una competencia clave en la cultura de una compañía?

La innovación en Merck es uno de los dos pilares clave, junto con la I+D, sobre los que se sustenta la compañía. Está totalmente ligada a todos los componentes de nuestra cadena de valor, de tal forma, que es parte de nuestro ADN.

En este sentido, aplicar adecuadamente la innovación supone desarrollar una estrategia innovadora que incorpora palancas de cambio, como:

  • Desarrollo de una estructura clara de gobierno de la innovación.
  • Establecimiento de roles y responsabilidades directamente relacionados con la innovación.
  • Gestión de incentivos asociados a la innovación.
  • Desarrollo de una cultura que favorezca la innovación.
  • Gestión del conocimiento.
De hecho, las empresas líderes en innovación son aquellas que saben incorporar hallazgos estratégicos para construir una cultura de apuesta por el futuro.

¿Qué papel juega la tecnología y las comunicaciones a la hora de coordinar la actividad entre los distintos centros operativos y los centros de producción, así como con el resto de países?


Vivimos en un entorno global y la tecnología nos permite desarrollar sinergias entre los distintos centros de trabajo, de tal forma que podemos compartir procesos de mejora.


Otro de los elementos clave en la estrategia de Merck es la búsqueda de eficiencia en el proceso comercial y en la actividad de I+D+i. ¿qué iniciativas tienen identificadas con foco en la optimización de estas áreas?


La adaptación al cambio es una de nuestras principales premisas, puesto que operamos en un entorno en constante evolución. De esta manera, la redefinición de los modelos comerciales como consecuencia de la entrada de nuevos stakeholders en el sector es absolutamente necesaria.

Y es que, los ejes estratégicos que hoy en día perseguimos las organizaciones que desean ofrecer un valor añadido diferencial pasan por la calidad, la mejora continua y la innovación (tecnológica, organizativa y comercial), orientándose hacia la excelencia empresarial.

En el caso de la industria farmacéutica, el compromiso que este sector ha tenido con la calidad también ha evolucionado. Si bien ha sido siempre un sector vinculado tradicionalmente a una metodología de trabajo basada en la mejora continua y la calidad, actualmente, esta búsqueda de excelencia trasciende los procesos operativos y se extiende a la totalidad de la organización y al conjunto de sus actividades.
Imprimir Enviar a un amigo
2votosVote esta noticia
Aventia © 2010  ·  Aviso legal