AventiaNews Enero 2013
24/02/2011 | 16:15
EduCAT1x1 no es en sí mismo un proyecto de innovación, es un activador de la innovación que tienen que hacer los centros en la forma y el tempo que crean más adecuado.
Xavier Kirchner, asesor en innovación educativa del Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya
KirchnerLa educación no había cambiado, de forma generalizada, el uso que hacía de la tecnología como ayuda a los procesos de aprendizaje y enseñanza, desde la invención de la imprenta. Se incorporó el uso de la fotocopiadora cuando se inventó, pero esto no representa un cambio cualitativo. Instalar en los centros aulas de informática, sin mucha integración con el proceso educativo, sí, y proyectos experimentales, muy innovadores y meritorios, un montón, pero uso generalizado, poco.

En cuanto a los hábitos y costumbres sociales, en cambio, la tecnología, desde la Revolución Industrial, ha tenido un impacto cada vez más y más grande. Especialmente las tecnologías digitales, que se usan cada vez más y cada vez para más finalidades.

Nos equivocamos si vemos la tecnología únicamente desde un aspecto pragmático: unos trastos que nos ayudan a hacer lo que ya hacíamos. La tecnología es un agente de la evolución humana.

Está demostrado que, en la evolución humana, la herramienta modifica la mano de quien la usa. Se pueden hacer cosas que antes no se podía, y esto trae a ver el mundo desde un ángulo diferente al que se tenía antes de utilizarla. Esto, con referencia al individuo, tiene también efectos en la supervivencia de las sociedades y las culturas. Desde que las sociedades con armas de hierro derrotaron a las sociedades con armas de bronce, éste es también un hecho demostrado.

Con la Revolución Digital el impacto social de la tecnología es cualitativamente más grande. Los dispositivos digitales inteligentes e Internet cambian sensiblemente lo que es más humano: la comunicación entre unos y otros, el acceso a la información y, mucho más del que ya hizo la imprenta, la transmisión del conocimiento.

Esto hace que la sociedad de hoy ya no busque tanto el saber de las personas individuales, sino la inteligencia colectiva. La inteligencia colectiva es una propiedad emergente de los sistemas sociales, y no se reduce a la suma de las inteligencias de sus miembros. El saber ya no está tanto en las personas, sino en los procesos.

El impacto de todos estos cambios en la vida profesional y personal de los humanos es cada vez más grande y cada vez tiene más implicaciones. La educación no podía quedar ni un minuto más al margen de esta evolución.
De la constatación de este hecho nace el proyecto eduCAT1x1. El proyecto no intenta otro cosa que traer las TIC a los procesos de aprendizaje y enseñanza, y hacerlo de forma generalizada. Por esta razón también se puede ver el proyecto como el equivalente digital a la inmersión lingüística. En eduCAT1x1 se pueden enseñar o aprender como se quiera, pero usando tecnologías digitales. No se defiende ninguna metodología concreta. El uso de las tecnologías digitales debe integrarse en los proyectos educativos de los centros, y son los docentes de los centros los que tienen que escoger las estrategias de enseñanza y aprendizaje que les encajan mejor y van mejor a sus alumnos. EduCAT1x1 no es por lo tanto en sí mismo un proyecto de innovación, es un activador de la innovación que tienen que hacer los centros en la forma que crean mejor y con el tempo que crean más adecuado.

El proyecto se inició el curso 2009-2010 y ha transformado las aulas en aulas digitales, ha hecho llegar un ordenador portátil a cada alumno y ha dado acceso a unos y otros a Internet y a los entornos virtuales de aprendizaje.

No se puede culpar al estamento docente ni a la administración educativa de la escasa utilización generalizada de las TIC en las escuelas. Ir más allá del que se estaba haciendo no era sencillo y el desajuste escuela-sociedad, en cuanto el uso de las TIC es comprensible y justificable. Las TIC hasta hace muy poco eran caras e inestables, y la carencia del equivalente al libro de texto en papel obligaba a los docentes que querían hacer uso de las tecnologías digitales, a desarrollar ellos mismos los recursos educativos que tenían que utilizar en clase o a buscarlos, también ellos mismos, en el marasmo que es hoy Internet. Dar clase en frente a unos 30 alumnos manteniendo un mínimo de control en la gestión del aula, obliga a la utilización de unas herramientas de una cierta calidad y de funcionamiento garantizado.

El proyecto eduCAT1x1 facilita el paso en el mundo digital ofreciendo, que no obligando, la utilización de recursos educativos digitales (libros de texto y otros materiales o servicios) como alternativa táctica al libro de texto en papel convencional. El objetivo es hacer posible una transición masiva del profesorado y el alumnado. Cambio de formato sin cambio aparente de metodología, con objeto de rebajar al máximo la dificultad del cambio. Una vez situados en el nuevo contexto digital, este profesorado y este alumnado que ha hecho la transición sin un cambio aparente de metodología, encuentra, gracias a las TIC, escenarios más abiertos, ricos y personalizados que facilitan una enseñanza por competencias. Con la alternativa táctica de eduCAT1x1, la vía de evolución hacia esta educación personalizada y por competencias supera sin grandes dificultades el salto hacía una complejidad más grande, que es el paso de un mundo analógico conocido, a un mundo digital potente, pero desconocido e inestable.

El proyecto eduCAT1x1 se estructura en cuatro ejes principales:
  • Tecnologías digitales para alumnado y docentes: Pizarras digitales interactivas (PDI) en las aulas y ordenadores portátiles homologados para el alumnado y el profesorado.
  • Conectividad en las aulas: Conexión de todos los elementos a Internet mediante una red tecnologías Wi-Fi, con banda bastante ancha y una arquitectura de comunicaciones adecuada para permitir la actividad simultánea de todos los alumnos de un centro.
  • Recursos educativos en formato digital: Herramientas de ayuda a la enseñanza y al aprendizaje, residentes en Internet, hechos por editoriales, empresas productoras o el mismo profesorado. En general se dan en la modalidad que se dice software&content as a service (SCAAS), sin descarga a los ordenadores que los usan.
  • Formación y acompañamiento del profesorado: Programa de formación específica (presencial y telemática) en aspectos tecnológicos y metodológicos para integrar las herramientas y los recursos digitales a la práctica docente. Esta formación va seguida de un servicio de acompañamiento individualizado en los centros hecho por personal experto del Departamento de Enseñanza. Un sistema de red social, reservado para los docentes que participan en el proyecto, les permite el intercambio de experiencias y de buenas prácticas.

La operativa de la participación en el proyecto se articula en la forma siguiente:
  • Las familias adquieren los ordenadores de los alumnos, que son de modelos que han pasado un proceso de homologación con objeto de garantizar que cumplen unas normas de calidad que se consideran indispensables. La compra se hace con cofinanciación del Departamento de Enseñanza, y a través de canales con los que el Departamento ha firmado acuerdos. Se ha intentado respetar al máximo el ecosistema de empresas TIC, fabricantes y canales de venta, a la vez que defender los intereses de las familias. Los centros reciben financiación para adquirir ordenadores portátiles como reserva para uso de los alumnos que temporalmente puedan no tener (nuevas incorporaciones o averías) y para los docentes.
  • Los centros reciben también financiación para la adquisición de pizarras digitales interactivas y para el acondicionamiento eléctrico de las aulas.
  • El Departamento de Educación gestiona con los operadores y empresas integradoras de sistemas la instalación de la conectividad LAN-WAN de las aulas. La conexión de los ordenadores se hace mediante tecnologías Wi-Fi de altas prestaciones, que permiten la conexión simultánea de gran número de ordenadores. Hay que tener presente que números de alumnos del orden de los 500 por centro no son inusuales en el sistema educativo catalán. La arquitectura de la red de los centros incluye sistemas de router-firewall y de proxy-cache para optimizar el rendimiento del sistema en las condiciones de uso de los centros.
  • Centros y familias obtienen los recursos educativos en formato digital mediante el portal Àtria. Àtria es la plataforma diseñada por el Departamento de Enseñanza para gestionar el acceso y la adquisición de los recursos educativos en formato digital en el marco del Proyecto eduCAT1x1. Àtria hace visible, mediante un catálogo en línea, la ya amplia oferta de recursos digitales de calidad, tanto gratuitos como de compra, para atender las demandas de la nueva escuela digital. Cada centro hace la elección del conjunto de recursos educativos digitales que tendrá cada alumno o alumna y que formará su "mochila digital".
  • Los centros utilizan para la gestión de la enseñanza y la organización del trabajo de los alumnos, entornos virtuales de aprendizaje (EVA). Un EVA es uno entorno web dinámico diseñado para facilitar el proceso de enseñanza y de aprendizaje, la consulta y el acceso a los materiales de estudio o a los trabajos en curso, el seguimiento y evaluación de estos trabajos de los alumnos y la comunicación entre los miembros de la comunidad educativa.
  • EVA se sincroniza con el portal Àtria y con los repositorios de recursos de las editoriales a través de una pasarela llamada Marsupial desarrollada por el Departamento de Enseñanza. Esta pasarela hace posible que alumnado y profesorado accedan a los recursos educativos digitales desde EVA que el centro haya escogido, sin tener que conectarse a los servidores de cada una de las editoriales o productoras. Para garantizar esta modalidad de trabajo, los EVA homologados por el Departamento d’Enseñanza tienen que hacer uso obligatoriamente de la pasarela Marsupial o de un sistema funcionalmente equivalente.
  • Los alumnos son responsables de custodiar y velar por el ordenador, el software y los recursos que son su herramienta de trabajo. Tanto el ordenador portátil como los recursos educativos digitales son propiedad de las familias.
Está previsto que el proyecto eduCAT1x1 se amplíe progresivamente a toda la ESO y al alumnado de 5º y 6º de primaria. A pesar de traer ya más de un curso en operación y participar en el proyecto del orden de 100.000 alumnos y 600 centros, es todavía un modelo en fase de consolidación. El trabajo en modo “beta permanente”.

Las evaluaciones que se han hecho del proyecto, todavía muy provisionales, destacan el impacto positivo del uso de las TIC en la motivación del alumnado y en las dinámicas de las clases. Aumenta en forma importante el aprendizaje-enseñanza transversal (alumno-alumno, docente-docente) y también la relación alumno-docente que coge una estructura más colaborativa.

El gran escollo ha sido el poner a punto una red de telecomunicaciones y un servicio de mantenimiento como el que requiere el uso intensivo de las tecnologías digitales que caracteriza el proyecto. No ha sido un proceso sencillo y requiere una atención continuada, pero éste es un problema prácticamente resuelto a día de hoy.

También van ser un problema la disponibilidad y la calidad de los recursos educativos en formato digital disponibles, y también es ésta una dificultad que se ha reducido en forma notable y está en vías de desaparecer. La industria editorial y las empresas productoras de materiales educativos están haciendo un esfuerzo importante para atender el mercado emergente del aprendizaje y enseñanza con medios digitales, proceso de reconversión que mejora sensiblemente su competitividad en el mercado global.
Imprimir Enviar a un amigo
5votosVote esta noticia
Aventia © 2010  ·  Aviso legal