AventiaNews Enero 2013
13/07/2011 |
No hay sectores innovadores y no innovadores; hay personas y empresas innovadoras y otras que deciden no serlo. Solo es una cuestión de actitud, de formación y de incentivos.
Juan Tomás Hernani, Secretario General de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación
Juan_Tomas_Hernani_SG_InnovacionEl Plan de Innovación 2011 pilota el conjunto de acciones diseñadas para poner en práctica la Estrategia Estatal de Innovación (e2i). Sin profundizar en el detalle del alcance de las diferentes convocatorias competitivas y acciones financiadas, puestas de manifiesto y debidamente publicadas desde el Ministerio, ¿cuál es el conjunto de principales beneficiarios de las mismas en cada caso?, y, ¿qué nivel de aceptación ha tenido el Plan entre Comunidades Autónomas, Universidades y agentes de investigación, en general?

Desde el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) impulsamos el objetivo de transformar el actual modelo productivo en una economía sostenible, con empleos de alto valor añadido y basada en el conocimiento. Por ello, hemos puesto en marcha la Estrategia Estatal de Innovación que se concreta, entre otras actuaciones, en el Plan INNOVACCION 2011.
Cada una de las convocatorias previstas en este plan tienen sus propias características, pero en grandes rasgos, están centradas en la contratación de personal experto en innovación, en el desarrollo de proyectos de I+D de colaboración público privada, y en la construcción y mejora de infraestructuras en parques científicos y tecnológicos, entre otras actuaciones. Por ello, hemos centrado todo nuestro esfuerzo en tres grandes convocatorias, INNPLANTA con 621 millones de euros (infraestructuras), INNPACTO con 952 millones de euros (proyectos), e INNCORPORA con 342 millones de euros (personas).

En el primer año de vida, la Estrategia Estatal de Innovación invirtió en 2010 un total de 3.160 millones de euros en ayudas a la innovación a través de diferentes convocatorias del Plan INNOVACIÓN, y convenios para el fomento de la innovación y ayudas del CDTI. A través del Plan INNOVACIÓN se han financiado proyectos con una aportación total de 889 millones de euros cuyos beneficiarios han sido en un 49% empresas, 36 % agentes públicos de I+D (universidades, organismos públicos de investigación) y un 15 % agentes privados de I+D.

El 7 de junio se publicó la convocatoria 2011 del Subprograma de actuaciones científico-tecnológicas en los parques científicos y tecnológicos, dentro de la “Convocatoria INNPLANTA”, al que se destinará un total de 621,5 millones de euros en ayudas en forma de préstamos, para la implantación y mejora de las infraestructuras en el conjunto de parques españoles (más de 60). ¿Qué balance se hace y qué tipo de indicadores se emplea desde el Ministerio para poder valorar los beneficios que se derivan de dichas ayudas? ¿Son las empresas instaladas en dichos parques las principales beneficiadas, o redunda y se prolonga la acción de estas ayudas a otras empresas?

Los Parques Científicos y Tecnológicos son uno de los elementos modernizadores de la economía y fundamentales en el cambio de modelo productivo, siendo las convocatorias de ayudas un elemento dinamizador de su crecimiento. Así, el número de parques que participan en las convocatorias de ayudas se ha duplicado en los últimos 7 años, pasando de 31 parques en la convocatoria 2004 a 64 en la del 2010.

Efectivamente, el Ministerio de Ciencia e Innovación ha destinado este año 621 millones de euros para apoyar a las entidades públicas y privadas instaladas, o en vías de instalación, en los Parques Científicos y Tecnológicos españoles, a través de la convocatoria de ayudas INNPLANTA.

Esta convocatoria facilita la implantación y mejora de infraestructuras científico-tecnológicas, así como la adquisición de equipamiento en los Parques Científicos y Tecnológicos para utilizarlos en actividades de I+D+i.

El objetivo es favorecer la transferencia de los resultados de investigación, desarrollo tecnológico e innovación tecnológica generados por los distintos agentes del sistema de ciencia, tecnología e innovación, así como estimular la colaboración científico-técnica entre ellos, acelerando los procesos de transferencia de tecnología y el rápido crecimiento de nuevos centros y nuevas empresas de base tecnológica.

La convocatoria INNPLANTA está dirigida a todos los agentes del sistema español de ciencia, tecnología e innovación, tanto entidades privadas como públicas: empresas, centros privados de investigación y desarrollo universitarios, centros tecnológicos y centros de apoyo a la innovación tecnológica sin ánimo de lucro, otros centros privados o públicos de investigación y desarrollo y entidades de derecho público, entre otros, siempre que estén instalados o en vías de instalarse en un parque científico y tecnológico.

Para ello, se valora especialmente la relevancia científico-técnica de las actuaciones que se realizarán en la futura infraestructura, la transferencia de los resultados de investigación y desarrollo tecnológico, la contribución a la dinamización de la economía del entorno del parque y al incremento de la competitividad empresarial, la ubicación de entidades de alta tecnología en los parques, así como la contribución en la creación de empleo de calidad para actividades de I+D y formación de capital humano en el ámbito empresarial emprendedor.


Por segundo año consecutivo, se ha abierto el plazo para optar al distintivo de Ciudad de la Ciencia y la Innovación, e integrarse así en la denominada red INNPULSO. ¿Qué valores diferenciales se espera de los proyectos que sean presentados con respecto a los ayuntamientos que recibieron dicho galardón en 2010? ¿Cuál es el papel de los ayuntamientos en la contribución a la I+D+i en el ecosistema de nuestro país?

El Gobierno ha apostado por el protagonismo de los Ayuntamientos, que son quienes están más cerca y mejor conocen las necesidades ciudadanas. En este sentido, el programa Ciudad de la Ciencia y la Innovación distingue a aquellos ayuntamientos que hayan demostrado su esfuerzo y compromiso con la I+D+i y su contribución desde la esfera local al cambio de modelo productivo. El objetivo de la actuación del MICINN es crear oportunidades para reforzar y fomentar la ciencia y la innovación española actuando desde el ámbito local.

En esta segunda edición, se concederá el distintivo Ciudad de la Ciencia y la Innovación a aquellos ayuntamientos que hayan iniciado proyectos de innovación a partir del 1 de enero de 2011. Se valorará el grado de concordancia de los proyectos innovadores presentados por el ayuntamiento con la Estrategia Estatal de Innovación (e2i); el esfuerzo inversor del ayuntamiento en proyectos de innovación; el impacto esperado de las mejoras o cambios introducidos tras la implementación de los proyectos innovadores, medido en indicadores e2i: puestos de trabajo, creación de empresas, proyectos de compra pública innovadora, capital privado invertido, así como haber posibilitado la contratación de tecnólogos a través de alguno de los programas INNCORPORA.

Esta iniciativa ofrece una oportunidad única para reforzar y fomentar la ciencia y la innovación española actuando desde el ámbito local.



Partiendo del hecho que la innovación es fundamental para el desarrollo económico de cualquier ciudad, y por ende, de un país, ¿son justificables – y socialmente populares - medidas que, además de ayudar y financiar actuaciones de agentes locales, promuevan la atracción de talento y capital innovador internacional que redunde en nuestro tejido empresarial?

La investigación científica es por tradición una actividad internacional, pero en un mundo global, esa perspectiva internacional se convierte en exigencia. Cualquier iniciativa que se limite en exclusiva al entorno local, regional o incluso nacional fracasaría.

Desde el Ministerio de Ciencia e Innovación consideramos que la innovación es fundamental para el desarrollo económico del país y ello pasa por la internacionalización de nuestras empresas y de nuestro capital humano, así como por la atracción de talento internacional.

Precisamente, en este último aspecto, España es hoy el quinto país receptor de talento de la Unión Europea, según la última convocatoria de las Starting Grants del ERC. Un talento que ha redundado en beneficio y desarrollo económico del tejido empresarial español ya que ha ayudado a que en los últimos 25 años España haya pasado de ocupar el puesto 30 en el ranking mundial de producción científica a situarse entre los 10 primeros países.

Respecto a la internacionalización, el Ministerio, a través del CDTI, cuenta con programas como Innternacionaliza, centrado en la financiación de las actividades de PYMES españolas que habiendo desarrollado una tecnología novedosa quieran explotarla en el exterior. O el programa INNVOLUCRA, que incentiva la participación de entidades españolas en programas internacionales de cooperación tecnológica, especialmente el VII Programa Marco de I+D de la UE, así como la presentación de ofertas a grandes instalaciones científico-tecnológicas.

Asimismo, en el ámbito del capital humano, hemos puesto en marcha la línea INNCORPORA-Inteligencia internacional, centrado en la contratación de tecnólogos (titulados universitarios y FPGS) por entidades cuya matriz esté en España y que tenga filiales o sucursales en el extranjero o para entidades con matriz en el extranjero que tengan filiales o sucursales en España. Se trata de un puesto de trabajo en el extranjero que redunda en beneficio y desarrollo económico y en el tejido empresarial español.


La contribución al PIB por parte del sector TIC viene creciendo alrededor de punto cada tres años, pasando del 5,2% del PIB en el 2005, al 5,9% en 2008, situándose sobre el 7% en 2010. Otro dato apunta a que la inversión privada en innovación TIC, se ha multiplicado por 1,8 entre 2004 y 2009, alcanzando una cifra cercana a los 10.000 millones de euros. ¿Cuáles son las medidas públicas del Ministerio de Ciencia e Innovación que mayor incidencia pueden tener para incentivar la inversión en innovación por parte de las empresas de este sector?

El sector TIC tiene un peso muy importante en las actuaciones del Ministerio de Ciencia e Innovación. Así, el pasado año, el Ministerio a través de la Secretaría General de Innovación destinó a este sector más de 293 millones de euros.

Para este año, El Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del CDTI, ha iniciado, en el marco del Programa INNVIERTE Economía Sostenible, el primer proceso público de selección de una iniciativa de inversión privada para que forme parte de un gran proyecto inversor público-privado de capital riesgo, en el sector de las TIC.

El objetivo es que las empresas participantes en la iniciativa privada finalmente elegida ejerzan de compañías tractoras de otras pequeñas y medianas empresas tecnológicas de este sector.

Las iniciativas de inversión privadas que concurran a este procedimiento de selección deberán estar formadas por un conjunto de empresas líderes en el sector de las TIC.


Sectores en los que tradicionalmente mayor beneficio se deriva de la innovación científica y tecnológica son los de la industria química, farmacéutica, biotecnología, salud en general y alimentación. Sin embargo, el sector turístico es el de mayor contribución al PIB español. ¿Hasta qué punto la innovación tecnológica aplicada al sector turístico reportaría un crecimiento más notable del que ya, de por sí, cabe esperar en los próximos años? ¿Qué papel puede jugar el Ministerio de Ciencia e Innovación en este ámbito?

El cambio de modelo productivo no pasa por la sustitución de unos sectores tradicionales, supuestamente agotados, por otros de alta tecnología, con un peso históricamente muy reducido en nuestro PIB. El cambio de modelo empieza por reinventar nuestros sectores tradicionales, por hacer aún mejor lo que sabemos hacer bien. En otras palabras, por difundir la innovación en todas las actividades productivas: desde la construcción al turismo, pasando por la agroalimentación.

Porque no hay sectores innovadores y no innovadores; hay personas y empresas innovadoras y otras que deciden no serlo. Solo es una cuestión de actitud, de formación y de incentivos.

Tenemos la suerte de vivir en un país que tiene muchos atractivos, entre ellos el sol y la playa, lo que nos sitúa como país de referencia turística, y creo que en este sentido, debemos sentirnos afortunados. Además, no debemos olvidar, que una de las principales fuentes de riqueza de España es el turismo, y por ello, debemos seguir aprovechándolo. Pero es el momento, y creo que así lo estamos demostrando, de enseñar al mundo las capacidades científicas y de desarrollo que tiene España, y en este sentido, puedo poner como ejemplo, el Gran Telescopio de Canarias.

El cambio de modelo no se hará por sustitución de unos sectores por otros sino por refuerzo a todos los sectores, a través de la innovación –incluidos los más maduros y tradicionales – y por impulso a nuevas actividades productivas, más basadas en el conocimiento.
Imprimir Enviar a un amigo
Aventia © 2010  ·  Aviso legal