AventiaNews Enero 2013
08/01/2013 |

Nuestra estrategia se denomina MESSI: M de Movilidad, E de E-Administración, S de Smart Cities, S de Sistemas de la Información e I de Innovación

Manel Sanromà, gerente del Instituto Municipal de Informática del Ayuntamiento de Barcelona
 
Manel Sanromà
En este último año la ciudad de Barcelona, a pesar de verse afectada por la crisis económica, ha continuado liderando en nuevas tecnologías y viviendo certámenes internacionales que la han consolidado en el sector. El Instituto Municipal de Informática ha tenido un papel decisivo en este proceso. ¿Cuál sería, pues, el resumen que usted haría de su primer año en el Ayuntamiento de Barcelona a cargo de la gerencia de l’IMI?

Barcelona y su Ayuntamiento aguantan bastante bien la crisis y quieren ser vías de salida al servicio de los barceloneses y de todo el país. En este sentido, con el nuevo mandato, el IMI deja de ser únicamente una unidad de servicios al propio Ayuntamiento para pasar a ser el brazo ejecutor de la estrategia TIC del Ayuntamiento. Durante este año hemos dado los primeros pasos porque esto sea así de forma que, no solamente hemos prestado los servicios en el Ayuntamiento iniciando una transformación y mejora de los mismos, sino que hemos visualizado que el IMI es la herramienta mediante la cual el Ayuntamiento quiere que las TIC pasen a ser uno de los ejes de creación de emprendeduría y riqueza en la ciudad y en el país. Hemos empezado a hacerlo pero queda todavía mucho trabajo por hacer, liderando cuando haga falta pero sobre todo apoyando a la sociedad civil implicada en esta visión.


Y una vez analizado l’último recorrido, ¿cuáles son los ejes estratégicos de l’IMI en los próximos años?

Nuestra estrategia, en la línea de una de las mejores marcas que tiene Barcelona, la resumimos con el acrónimo MESSI: M de Movilidad entendida como el apoyo a todo aquello que las TIC en movilidad pueden aportar a la sociedad (y muy en particular con un apoyo absoluto a la Mobile World Capital); E de E-Administración, con todos los cambios que las nuevas TIC (Movilidad, Redes Sociales, Cloud, Geoposicionamiento...) implican para la relación entre Administración y Ciudadanos; S de Smart Cities, eje central del impacto que las TIC suponen en la Ciudad y su gestión; S de Sistemas de Información que se tienen que cambiar para digerir la llamada "primavera árabe de las TIC", también conocida como efecto BYOD (Bring Your Own Device), o dicho de otra forma el poder de la informática personal en frente de la informática corporativa; y finalmente la I de Innovación, sin la cual corremos el riesgo de seguir haciendo mal el que ya hacíamos mal pero con otro vestido.

Uno de los polos de crecimiento en los que Barcelona se apoya es, sin duda, todo lo referente a la innovación de las ciudades inteligentes. Gracias a la Smart Expo y el trabajo conjunto de las empresas catalanas con el Ayuntamiento para desarrollar estas tecnologías M2M-Smart en la ciudad, ha hecho que este último año Barcelona haya sido la representación internacional del sector capitaneando este congreso a nivel mundial. ¿Cuál ha sido el papel del IMI en el desarrollo de la Smart City en el área metropolitana?

El IMI es un instrumento del Ayuntamiento, el cual es el que tiene la estrategia MESSI (y en particular en Smart Cities) que el IMI tiene la responsabilidad de desplegar y gestionar. Así pues nosotros actuamos de coordinadores, de catalizadores y en ocasiones de líderes de proyectos. Pero en un ámbito tan intrínsecamente transversal cómo es el de la Ciudad Inteligente, de relación con el ámbito metropolitano y con empresas de todo tipo, los verdaderos protagonistas son los diferentes departamentos gestores del Ayuntamiento (Movilidad, Energía, Infraestructuras, Urbanismo, etc.) que implementan los proyectos verticales. En este sentido la adscripción del IMI en el área de Habitat Urbano (Urbanismo, Vivienda, Medio ambiente, Servicios Urbanos, Infraestructuras y TIC) es una apuesta estratégica que facilita este papel catalizador del IMI en este ámbito.

Usted mismo dijo que Barcelona ya ha pasado a la historia por ser una metrópoli que, con orígenes en la agricultura y pasando por la industria, ahora le toca “desarrollarse con las tecnologías, creando barrios productivos y formando una ciudad interconectada”. Y no lo ha hecho mal si ha sido nombrada MOBILE WORLD CAPITAL. El Ayuntamiento ha tenido un papel principal en que Barcelona esté conectada con sus habitantes, ¿pero como ve a partir de ahora el futuro el uso de la movilidad en los servicios que puede ofrecer el Ayuntamiento? ¿Cuáles son las prioridades del sector para este año 2013?

Las tecnologías de movilidad son las de más rápida aceptación (y yo me atrevería a decir de más rápido impacto) en toda la historia de la Humanidad. Estamos pues en un cruce histórico en que la apuesta por las aplicaciones en TIC móvil cambiarán la industria, la economía y la sociedad en las próximas décadas. Barcelona y Cataluña han estado siempre atentas a las oportunidades que ha ofrecido la "modernidad" en los diferentes episodios históricos. Ahora vuelve a haber una oportunidad única. Nuestro país difícilmente jugará en las primeras posiciones en las "ligas" mundiales económicas y políticas. En cambio su capital, Barcelona, es reconocida mundialmente como una ciudad que compite en muchos aspectos con otras grandes ciudades de todo el mundo. Las TIC por la Movilidad y para la Ciudad son una oportunidad de oro. Somos la Capital Mundial de la Movilidad y se nos reconoce como una Ciudad líder en la utilización de las TIC para mejorar el urbanismo, la gestión y, en definitiva, la vida ciudadana. ¡Aprovechémoslo! Convertir esta oportunidad en creación de emprendeduría y riqueza es una responsabilidad del Ayuntamiento, pero también de la sociedad civil: el Ayuntamiento asume el reto y trabajará para estar a la altura.


En el contexto actual de restricción presupuestaria, la Administración Pública está optando por modelos en los que la colaboración con la industria es clave para la evolución, sostenibilidad y eficiencia de los servicios que las TIC ofrezcan a las diferentes áreas de negocio y/o gestión. Por eso, se repiensa de nuevo las relaciones del sector público con el privado, optando por modelos de negocio que, habiendo demostrado su éxito, se puedan replicar en la Administración. ¿Qué papel tendrá el IMI en la aplicación de estas iniciativas que, como por ejemplo en los Diálogos Competitivos de la Generalitat, ponen en marcha nuevos modelos público-privados?

Cómo ya hemos dicho el IMI será la herramienta para ejecutar esta estrategia. Cuando hablamos de la S de cambio en los Sistemas de Información y de la I de Innovación estamos hablando precisamente de esto: de repensar la relación entre el sector público y privado y de aplicar nuevos modelos que aumenten las eficiencias y nos ayuden a aprovechar las oportunidades que los cambios tecnológicos ofrecen para transformar la Administración.


Los servicios CLOUD están cambiando los modelos de prestación de servicio tradicionales y ofrecen una oportunidad en la eficiencia de costes así como en la evolución de los servicios. La Administración Pública tiene el punto de mira en estos modelos y contempla la replica de nuevos modelos basados en cloud (PaaS, IaaS...) para optimizar costes. ¿Qué intención tiene el IMI para aprovechar estos servicios en la nube?

Estamos trabajando en un ambicioso proyecto en que el Ayuntamiento de Barcelona, al mismo tiempo que aprovecha esta tecnología para cambiar sus backoffice y frontoffice, dé oportunidad a otros ayuntamientos de aprovechar las eficiencias y optimizar costes. Todo esto con la colaboración del sector privado y sin replicar modelos antiguos sino buscando nuevas formulas que ayuden a las administraciones a ser más ágiles, más eficientes y, en una palabra, más orientadas a las verdaderas necesidades de los ciudadanos. Cloud y Barcelona son dos palabras que veremos a menudo entrelazadas en los próximos tiempos.
Imprimir Enviar a un amigo
Aventia © 2010  ·  Aviso legal